Sopa

sopa

En una cavidad de la roca ha caído agua de lluvia, diversas hojas, secas o aún verdes, semillas, tallos, trocitos de ramas, algo de musgo o líquenes desprendidos de la propia roca.

El sol, cuando consiga separar las nubes, lo calentará todo, antes de evaporar definitivamente el agua. Algún insecto acuático, alguna minúscula ameba, navegará por este líquido aproximadamente amniótico. Antes de que todo se empiece a descomponer.

Es como una sopa primigenia.

En algo parecido debió empezar la vida. Esa minúscula ameba que iba y venía por esta sopa primigenia decidió entonces saltar a la orilla de esa cavidad, se sacudió los restos de líquenes y se irguió. Algo tambaleantemente comprobó que no estaba mal del todo todo aquello que veía.

El mundo, más o menos, tal y como lo conocemos hoy día.

Anuncios

3 comentarios sobre “Sopa

    1. Le daré las gracias al fotógrafo. Que, por cierto, en sus ratos libres también escribe los textos.
      (Aquí lo tengo que hacer todo yo, no como en tu blog, en el que te ayuda un montón de gente)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s