De tan noble corazón (y 2)

jude el oscuro

A pesar de lo que publiqué aquí el otro día, Thomas Hardy no es muy conocido en nuestro país. Acaso alguna adaptación al cine de alguna de sus novelas lo haya sacado -momentáneamente- de tan injusto ostracismo.

Novelista y poeta británico, nació en 1840 y murió en 1928. Solo cuando fracasó en su intento de publicar sus poemas, decidió probar fortuna con la novela, género con el que alcanzó éxito y prestigio.

Son espléndidas novelas decimonónicas, pero con una clara intención de despegarse definitivamente de la carga burguesa y convencional. Supera también el frío naturalismo con una inteligencia sutil y heroica en sus planteamientos y personajes. Aunque el aire -y destino- pesimista, se acentúa en sus últimas obras, tristes, casi deprimentes, heridas por el fracaso frente a una sociedad trituradora, boba y sin piedad.

Yo he sentido estos días de atrás, leyendo Jude el Oscuro, como si me zambullera a nadar en pleno mar, con los vaivenes peligrosos de sus olas y las imprevistas corrientes. Era reconfortante volver a la superficie después de dar unas buenas brazadas. (Por el contrario, leer algunas de las novelas que se escriben hoy día me provoca la desagradable sensación -sí, de zambullirme, pero- de nadar en una piscina demasiado pequeña y con un agua no muy recomendable. En este caso, más que reconfortante, es un alivio salir a la superficie, corriendo en busca de una ducha fría).

Los personajes de las novelas de Thomas Hardy luchan siempre, cargados de inocencia y obstinación, contra un destino que se les declarará hostil hasta el final. Las convenciones sociales y morales les extraviarán irremediablemente de sus objetivos hasta aniquilarlos incluso como seres humanos.

Por eso, en Jude el Oscuro -publicada en 1895-, Hardy coloca en el inicio del libro este lema:

jude el oscuro 2

El protagonista, Jude Fawley, de tan noble corazón como desdichada vida, ejemplifica, demasiado cruelmente, cómo las convenciones sociales pesan hasta la asfixia a la hora de intentar mejorar cuando no eres nadie y cómo las convenciones morales y religiosas pueden llegar a convertir un amor puro en algo, no solo escandaloso, sino también devastador.

La novela fue mal recibida, entre acusaciones y rasgueo de vestiduras -incluso un obispo llegó a quemar un ejemplar públicamente. Thomas Hardy, abatido, decidió no volver a escribir nunca más una novela. Volvió a la poesía.

Esa pureza de sentimientos y esa nobleza que se empeña en dar a cada acto que emprende, se dislocan definitivamente en el tramo final de la novela. Jude Fawley, desesperado por la fiebre y el fracaso, llega a exclamar:

-Se necesitaría tener la sangre fría de un pez y el egoísmo de un cerdo para tener realmente la suerte de llegar a ser una de las personalidades del país.

Pero a pesar de todo, ante un auditorio de gente humilde que se ríe y mofa de su fracaso, y que le hace aparecer como una figura ridícula, en una alocución desesperada -y algo histriónica- les dice:

-El problema con el que me he tenido que enfrentar, amigos, es difícil para cualquier joven… y son miles los que, en el momento presente en que todo anda tan revuelto, vacilan entre seguir ciegamente el camino en que se encuentran, sin pararse a pensar en sus aptitudes, o considerar primero cuáles son sus aptitudes e inclinaciones y emprender entonces el camino que esté más de acuerdo con ellas. Yo intenté hacer lo segundo y he fracasado. Pero no estoy dispuesto a admitir que mi fracaso signifique que yo estaba equivocado, de la misma manera que mi éxito tampoco habría probado que tenía razón, aunque así es como hoy en día valoran los esfuerzos, es decir, no por su bondad esencial, sino por sus resultados accidentales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s