El hombre, cuando crea

DSCN3138

La naturaleza vomita a veces formas impredecibles, volúmenes que crecen desordenadamente, colores que desafían la clasificación de cualquier pantone, raras texturas de diferentes tactos y resistencias.

Luego, en su pequeño cubículo, el hombre imagina que, cuando crea, inventa formas, volúmenes, colores y texturas. Pero la naturaleza se le ha adelantado. Se le adelanta siempre. Incluso el arte más abstracto resulta entonces figurativo.

La naturaleza -si ha llovido convenientemente y las temperaturas se mantienen templadas- se apunta a las escuelas más transgresoras del arte. Y vomita formas impredecibles, desordenadas y mágicas.

El hombre, cuando crea, sale de su pequeño cubículo y ha de ir detrás, con una cesta de mimbre, mirándolo todo con atención. Pero debe tener mucho cuidado en diferenciar unas de otras.

DSCN3135

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s