Escribir críticas de discos (A la manera de)

vinyl

Hace ya muchos años, de manera, he de decir, accidental, empecé a colaborar en la revista de una gran corporación radiodifusora. Aunque su principal objetivo, el de la revista, y supongo que también el de la gran corporación radiodifusora, era el de mantener un contacto físico, aunque fuera a través del papel de la revista, con sus clientes, suministrándoles la programación completa y los contenidos que podían disfrutar, en su calidad de clientes de esa gran corporación radiodifusora, también incluía otros reportajes, entrevistas, reseñas y recensiones, para hacer, tal vez, más llevadera su improbable lectura.

Al poco tiempo me encontré redactando casi por completo todos los contenidos de la revista, y convertido, de alguna manera, aunque no figurara como tal en el staff, en el que sí figuraban, con cargos muy grandilocuentes, los responsables de la gran corporación radiodifusora, presidentes, directores generales, jefes de programación, y cosas así, en el director, redactor y prácticamente único miembro del equipo encargado de que cada mes llegara, esa revista, a los clientes.

El hecho de que la revista, una vez estrujada en los buzones de los tales clientes por los poco considerados carteros, fuera tirada a la basura, no era de mi incumbencia. Ni creo que tampoco de la de los señores que figuraban con tan ostentosos cargos en la mancheta de tan malhadada publicación. Era una revista, todos éramos conscientes, que se hacía, fundamentalmente, para que fuera arrojada, prácticamente de inmediato, a veces con saña y casi siempre con desdén, a la basura.

Yo no era más que un aficionado a la música que hacía mi trabajo como podía, realmente lo pensaba así. Pero una vez dentro, de alguna manera, de lo que, con una expresión detestable, se conocía como mundillo musical, comprobé que todos los que trabajan en él, y que por lo mismo, debían ser considerados como unos profesionales, y que por lo mismo, se les debía suponer, o exigir, unos conocimientos mínimos sobre aquello que era su profesión, no eran más que unos aficionados de la peor calaña, fundamentalmente vividores y caraduras, sin prácticamente ningún conocimiento, no ya acerca de la música, sino acerca de nada. Si los profesionales eran así, cuando yo me consideraba solo un aficionado debía haber algo erróneo en mi consideración. O algo podrido en la profesión.

Pero enseguida me convertí en un profesional y empecé a hacer mi trabajo con profesionalidad. Una prueba de ello, de las muchas que podría argüir, es que estuve durante algunos años escribiendo las reseñas y las críticas de discos sin molestarme en escucharlos. Eran muchos, los discos, los que llegaban a la, así llamada, redacción, y todos con portadas muy llamativas. Estas dos cuestiones eran suficientes, no solo para que evitara su penosa escucha, sino para hacerme una idea, he de reconocer que bastante aproximada, sin necesidad de quitarles ni siquiera el precinto, de su contenido.

Está de más señalar que esta sección, que ocupaba cada mes varias páginas, era una de las más celebradas de toda la revista. Todos consideraban impecable mi selección y especialmente certeros mis comentarios al respecto de cada una de las referencias destacadas. Incluso los profesionales del sector seguían mis comentarios como tendencia segura acerca de la opinión que habían de mostrar con respecto a los distintos, y así llamados, trabajos discográficos más recientes.

Lo más nauseabundo del caso es que, cuando alguna vez, y solo después de haber publicado mis comentarios sobre un disco, se me ocurría escucharlo, comprobaba lo acertado del análisis, lo preciso de mi reseña, lo atinado de mi apreciación, y tenía que reconocer que apenas diferiría de lo que hubiera escrito acerca de él si lo hubiera escuchado antes de escribir la crítica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s