Lo que se oculta

negro

Lo que oculta el amante a la amada salva, incluso ilumina, en contraste con esas sombras, su amor. Lo que un hijo oculta al padre termina por estrechar, de manera natural, aunque premeditada, ese ineludible lazo. Lo que oculta la mujer al marido aviva y, lo que es más importante, hace real y durable su relación. Lo que oculta un amigo a su amigo refuerza subterráneamente esa amistad. Lo que oculta un discípulo a su maestro le hace crecer y ser, como pretendía en un principio, algo más sabio. Lo que los actores ocultan al director de escena salva, prodigiosamente, una obra tan mediocre y hace que funcione. Lo que oculta el paciente al médico favorece, al final y a pesar de ser un error ocultarle nada, la curación. De la misma manera que lo que nuestro inconsciente nos oculta, nos ayuda, sin que sepamos muy bien cómo, a aliviar los, por muy inevitables que sean, inesperados zarpazos de la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s