Viajes

Delle_meravigliose_cose_del_mondo

A menudo ocurren estas cosas. Nada es lo que esperas o imaginas, aun cuando sea, al final, exactamente como debe ser y no puedas argüir siquiera que ha habido engaño. Y sobre todo, si el texto es de finales del siglo XIII o principios del XIV. Has de armarte de paciencia.

El Libro de las Maravillas narra los viajes de Marco Polo, mercader veneciano, por el Asia central -Armenia, Persia, Afganistán…-, siguiendo la Ruta de la Seda hasta llegar a Mongolia y China, y seguir después hasta Japón, India y Ceilán. Parece, de entrada, realmente fascinante.

Era una de las primeras veces que un occidental viajaba a esas tierras y luego lo contaba por escrito. Aunque los historiadores dudan de la verosimilitud de todos los viajes que se le atribuyen. Tal vez Marco Polo, más de lo que es tolerable para un historiador, solo escribiera de oídas o lo copiara de otros textos.

Además no escribió él directamente sus viajes, sino que fue un tal Rustichello da Pisa quien lo hizo, cuando coincidió con Marco Polo en la cárcel de Venecia, después de escuchar sus relatos y aventuras. Allí tuvieron tiempo de contar y de escribir. El texto, por cómo está escrito, parece realmente obra de un escribano.

Al leerlo, enseguida te das cuenta de que, más que un libro de viajes, es una especie de manual para mercaderes, un estudio de mercado, por así decirlo, en donde, con cansina meticulosidad, se señalan las distancias entre las ciudades, en jornadas y millas, si hay alojamientos en el camino, habituales peligros y otros consejos prácticos para el viaje, enumerando las mercaderías que se pueden conseguir en una y otra ciudad, anotando pesos y medidas, así como las diferentes formas de pago.

Pero también está en el libro todo el oriente desconocido y su aura mágica.

No en vano, Cristóbal Colón poseía un ejemplar cuidadosamente anotado por él mismo. Aunque tuvo mala suerte y América se interpuso en su camino. Así que de poco le sirvió el libro.

viajes marco polo

Entre datos y someras descripciones se escapan algunos rasgos que explican con asombro ciertas costumbres locales de los habitantes de aquellas lejanas tierras. Supongo que excitarían la imaginación -y los deseos de viajar- las que tenían los habitantes de Camul:

Son hombres de carácter alegre, que no saben más que cantar, tocar toda clase de instrumentos y darse a las delicias del cuerpo. Son hospitalarios, y si un extranjero viene a hospedarse en su casa, están encantados, ordenando a sus mujeres que hagan la voluntad del huésped. Ellos se van de la casa a ocuparse de sus asuntos, no regresando en dos o tres días. El forastero queda solo en la casa de la mujer y hace lo que le parece; se acuesta con ella como si fuera su mujer propia, y ellos lo toman esto a mucha honra. Todos los de esta ciudad son burlados por sus mujeres, pero no se ofuscan por esto. Las mujeres suelen ser hermosas y muy alegres.

También son muy avanzadas para su época las costumbres de los lugareños de la provincia del Tibet:

Os contaré cómo casan a sus mujeres. Ningún hombre tomaría por esposa a una virgen; dicen que no valen nada si no han conocido a otros hombres antes de casarse. Y por esta razón se aplican las mujeres a perder pronto su virginidad.

Ya en la isla de Java, no se complican mucho la vida en cuestiones de religión:

Adoran varias cosas. Cuando madrugan, la primera cosa que ven al levantarse, la adoran.

Y nos recuerda Marco Polo los peligros que le aguardan al viajero cuando se ve obligado a atravesar el desierto, no sin grandes fatigas e inesperados y extraños peligros:

Si cabalgando de noche por ese desierto alguien se aleja de la caravana y se queda distante de sus compañeros para dormir o para otra necesidad, al querer alcanzarlos oye voces que le hablan como si fuesen sus compañeros de viaje, y que le llaman hasta por su nombre. Esto les hace perderse más y más, de forma que se extravían por completo. De este modo perecieron y se perdieron muchos viajeros. Hasta durante el día oís las voces de esos espíritus y os parece oír instrumentos extraños, así como tambores.

marcopolo

Anuncios

2 comentarios sobre “Viajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s