Noche, noches

arbol noche

10

Las pálidas luces de la noche iluminan las calles vacías. Los ruidos se apagan. Las nubes, de un color pardo y metálico, pasan a toda velocidad por el cielo negro. Pensaba que la noche cura las heridas, pero ahora me doy cuenta de que también las abre.

11

La débil luz de una gasolinera en medio de la noche la corona con un aura triste. Las estrellas también brillan con desgana, muy, muy lejos. De vez en cuando, oigo el ruido del motor de los grandes camiones que pasan en la noche. No consigo dormir. Hay que madrugar. Mañana nos vamos a la playa.

12

Es de noche y llueve sobre el mar. Un murmullo sordo y crepitante se extiende como un manto que no abriga a nadie sobre el océano. Los peces ni siquiera saben que está lloviendo.

13

La luna vigila el paso elegante de los gatos por los tejados. Su luz es escasa pero suficiente. Elásticos, esquivan el peligro sin darle importancia. Evitan los rincones de más claridad. Tienen la cualidad de huir sin prisa.

14

La noche se descalza y entonces amanece.

Anuncios

5 comentarios sobre “Noche, noches

    1. Uno pretende escribir algo y lo que finalmente escribe es otra cosa. Lo único que pretendo es que, al menos, se parezcan. Pero no es fácil.
      (Los que sí que tienen vida propia son los lectores. Y eso está bien y lo hace todo más entretenido)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s