Nunca y Jamás

two

Nunca y Jamás se conocieron cuando ya no tenían ninguna esperanza de encontrar a nadie de la que pudieran, no ya enamorarse, sino simplemente soportar y tal vez hasta querer.

Su manera, prácticamente idéntica, de ver la vida y de afrontar las cosas, era tan tajante y radical que se sorprendieron al comprobar, tanto Nunca como Jamás, que pudiera haber alguien tan tajante y tan radical como ellos. Así que Nunca quedó tan fascinada por Jamás, como Jamás tan hipnotizado por Nunca. Más que amor a primera vista, fue un amor en el último vistazo.

Y, como no podía ser de otra manera, se juraron amor eterno. Los nunca y los jamases fueron las palabras más repetidas en su primera noche de amor. Nunca nunca pensó que podía ser tan feliz y Jamás jamás llegó a concebir tal grado de dicha. Nunca jamás olvidaría a Jamás y Jamás nunca olvidaría a Nunca. Nunca nunca dejaría de amar a Jamás y Jamás jamás dejaría de amar a Nunca.

Pasó el tiempo y su amor siguió siendo tan absoluto como al principio y tan seguro como pretendían que fuera cuando se llamaban por sus nombres. Pero pasó el tiempo.

Nunca, un buen día, sin saber muy bien por qué, empezó a evitar llamar por su nombre a Jamás. Le llamaba cariño y cosas así, pero nunca Jamás. Tal vez tuviera que ver, además del paso del tiempo, del peso de la rutina y del ansía insatisfecha de inestabilidad, que había conocido a otra persona, imprevisible, inconstante y definitivamente bastante poco fiable. Pensaba a menudo en él y pronunciaba su nombre a escondidas como si fuera un pecado. Se llamaba Acaso.

Lo que nunca podía sospechar ella, Nunca, es que él, Jamás, llevaba bastante tiempo -¿desde cuándo, Dios mío?- poniéndole los cuernos con una hermosa joven, algo casquivana, que se llamaba Tal Vez.

Anuncios

2 comentarios sobre “Nunca y Jamás

  1. Es interesante comparar el enfoque y énfasis de los idiomas: si me pongo a traducir, tengo que invertir la lógica y contar la historia de “Always and Forever”.
    Se podría usar para la base de una tesis sociológica… o un blog post.

    1. Es curioso. Supongo que para traducir -como para tantas otras cosas- a veces hay que invertir la lógica.
      Gracias por comentar desde otro idioma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s