Malva, azulón, morado, lila, añil

flores_campo

Tal vez por eso tengan estas plantas esa altura, la altura de los niños. Así, entonces, podíamos acceder sin problemas, tan cómodamente, sin tener siquiera que agacharnos, a sus flores malvas.

Era ahora por primavera cuando las empezábamos a reconocer, como si, de un día para otro, entre el resto de las otras flores y de la hierba crecida, hubieran venido de un largo viaje -el largo viaje del invierno- a visitarnos de nuevo.

Las distinguíamos porque eran para nosotros -casi- comestibles. Una vez separada la flor con cuidado, se podía succionar en su base. Probábamos varias hasta que nos aburríamos de ellas. Eran dulces y gratis.

Ahora ni siquiera me he atrevido a probarlas de nuevo.

Anuncios

2 comentarios sobre “Malva, azulón, morado, lila, añil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s