Creación

eye

No creo que estuviera cansado, más bien le sobró tiempo o, tal vez, decidió parar el séptimo día para mirar todo lo que había creado con perplejidad.

No podía terminar de entender cómo tal cúmulo de maravillas, tal descomunal ejercicio de precisión, tal prodigio inacabable, aparecía ante sus ojos ahora como una maquinaria confusa y perecedera que emitía, al funcionar cada uno de sus infinitos engranajes, un inaudible, pero real, sonido -un ruido de fondo- que se parecía bastante a la tristeza.

Lleva descansando desde el séptimo día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s