Junio

quinta

Las mañanas del mes de junio me recuerdan a los primeros días de la creación.

Yo, claro, no estaba allí entonces. Pero debieron ser muy parecidas. Esta luz nueva, el frescor y la nitidez, al aire casi perfumado, la seductora inclinación de las hojas tan verdes…

Abres la ventana y el alma se escapa corriendo -con una sonrisa- a los parques. Da pena volver a cerrarla y tener que peinarse.

Dios creó el mundo un mes de junio.

Anuncios

2 comentarios sobre “Junio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s