Una luz que se empeña

atardecer

Avanza el mes de junio y los días continúan alargándose. A pesar de entrar de lleno en los territorios de la noche, una luz difuminada se empeña en mantener un resto de claridad. Las luces que se encienden automáticamente mediante sensores, a pesar de percibir los primeros indicios de falta de luz, no saben muy bien a qué atenerse.

Ese resto de claridad inunda las orillas de la noche como si de una marea de luz -empobrecida, pero suficiente- se tratara. Pero tan pronto como lo está iluminando todo -aunque sea de una luz débil y suave-, sabemos que en breve se retraerá dejando a la noche envuelta en una especie de oscuridad lavada.

Avanza el mes de junio y los días continúan alargándose. Son las diez y media de la noche y por estos territorios más al oeste aún hay claridad.

Es como si amaneciera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s