La lámpara de los deseos

lámpara maravillosa

No todo el mundo tiene la suerte de encontrarse una lámpara. No todas las lámparas tienen un genio dentro. No todo el mundo que se encuentra una lámpara tiene deseos. No todos los genios que viven dentro de una lámpara son capaces de hacer cumplir los deseos de las personas que se encuentran esa lámpara.

Pero, una vez, coincidieron una persona con deseos y una lámpara con un genio dentro que era capaz de hacer que se cumplieran, fueran los que fueran.

La persona que tenía distintos deseos y que se encontró con la lámpara se apresuró a frotarla con fuerza. Hasta que apareció el genio, envuelto en una nube que se fue disipando, dispuesto a hacer cumplir, tal y como fueron solicitados, los deseos que le fueron pedidos.

El genio de la lámpara se limitó a hacer que se cumplieran los deseos. Él no se hizo responsable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s