Elogio y ponderación de las ganzúas

ganzuas

A la manera de una subnota a la nota a pie de página que escribí aquí en forma de entrada el pasado día 22, aprovecho para recuperar una idea -de las muchas- que entresaqué de la lectura de los “Altos estudios eclesiásticos” de Sánchez Ferlosio, ese volumen que reúne sus escritos dedicados al lenguaje y su funcionamiento. Lectura arduísima, por cierto.

Las ideas iluminadoras y los enfoques clarificadores son numerosos es estos textos, pero carezco de la paciencia necesaria para abordarlos como debiera. Ni siquiera me atreví a subrayar lo más destacado o interesante. Estaba demasiado ocupado escalando cada frase.

Así que me limito ahora a transcribir unas líneas nada más, que contienen una idea que me atrapó:

…cualquier constelación de conceptos realmente fecunda para el conocimiento no habrá de ser como una colección de llaves para otras tantas puertas predeterminadas, por numerosas que sean, sino como un tal vez pequeño juego de ganzúas capaz de abrir siempre nuevas e ignotas cerraduras.

Texto cuya lectura me ha llevado a extenderme un poquito más con esta especie de subnota a la subnota y con la que ya termino:

*Preferimos siempre la claridad, los sentidos unívocos y la precisión, y los sentimos como valores superiores a los que aspirar y en los que confiar. Pero esta manera de encarar las cuestiones que nos van saliendo al paso de la vida nos exige el pago de un precio demasiado alto que se traduce, sin que, en un principio, nos demos cuenta, en falta de libertad, en miedo a lo diverso y a lo inesperado, y, finalmente, en una rutina casi carcelaria a la hora de vivir la vida.

Aspiramos a tener las llaves -las claves– del éxito, de la seguridad, del amor, de la convención social, de la tranquilidad. Y, a veces, las conseguimos después de mucho esfuerzo y trabajo. Luego comprobamos que esas llaves -cada una de ellas- abren tan solo una puerta. La misma puerta.

Por eso, siempre serán preferibles las ganzúas, que las abren todas, especialmente aquellas de “nuevas e ignotas cerraduras”.

Anuncios

6 comentarios sobre “Elogio y ponderación de las ganzúas

  1. Certera reflexión. Y gracias por allanarnos el camino, con tu nota, la escalada por la cita de Sánchez Ferlosio ha resultado mucho más amable.

    1. Nunca se sabe si son certeras o no las reflexiones hasta que, si te atreves a llevarlas a la práctica, no compruebas sus consecuencias. Incluso entonces continúas sin saberlo.
      Gracias por leer. Gracias por comentar.

      1. Jajajaajaj, para mí una reflexión es certera si coincide con la mía ;-), pero yo tan solo soy una puerta de las infinitas que hay…

    1. Me sigue sorprendiendo que pueda gustar -o parecer inspirado- lo que escribo. Pero es agradable saberlo.
      Dale las gracias a doña Marga de mi parte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s