Goliat

el-espanoleto-jose-de-ribera-david-y-goliat

Hay descubridores que prefieren ocultar sus descubrimientos, exploradores que nunca confesarán que han estado en lugares donde nadie ha estado antes, científicos que deciden no revelar sus secretos, esposas que transigen en silencio las infidelidades de sus maridos, niños que engañan a sus padres siempre que les es posible, policías que dejan escapar siempre a los mismos forajidos que piensan que no han sido capturados porque son muy hábiles.

De la misma manera, Goliat pudo en varias ocasiones haber acabado con el pequeño y débil David. Un simple gesto con su brazo izquierdo podría haber sido suficiente para liquidarle sin esfuerzo, sin siquiera despeinarse.

Pero, no sabía muy bien por qué, le resultaba simpático, incluso un punto conmovedor, tan animoso siempre y encorajinado. Le divertía ese ridículo y dispar enfrentamiento que David se empecinaba en mantener. Pero con todo, era tanta la diferencia de fuerzas que había entre ambos, que a Goliat le daba no se qué acabar con su oponente.

En cambio, David aprovechó un descuido y decidió no perdonarle la vida a Goliat.

Anuncios

2 comentarios sobre “Goliat

  1. Wow !
    Asi como muchas de las veces hacemos el mejor esfuerzo para no lastimar, y hay personas que sin pensarlo, en la primera oportunidad nos hacen pedazos.

    Saludos !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s