Primer día

primer-dia

De manera prodigiosa, como cada día, la aurora, con sus rosados dedos, lo inunda todo de una claridad nueva. Es la nueva mañana del nuevo día del año nuevo. Y, sin embargo, mientras caminamos entre la hierba crecida y empapada por las frías y brillantes gotas de rocío, con un pequeño cargamento de ilusión y optimismo a cuestas, todo, a cada paso, el sol ya en lo alto, nos resulta demasiado conocido, inquietantemente familiar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s