Fotografías

e33

Nunca se reconocía en las fotografías.
Debía ser otro aquel que los demás
daban por supuesto que era él,
tan diferente, sin embargo, y tan ajeno.

Acaso un leve -e inquietante- parecido,
cierto aire de familia, le condenaba a ser
reconocido. Aunque él sabía que no
podía ser aquel de la fotografía.

Ver siempre aquella misma imagen quieta
le confirmaba algo que desde hacía tiempo
intuía. Y acaso por eso nunca se reconocía
en las fotografías. Era, definitivamente, otro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s