Lázaro

Lázaro resucitado llevó una vida sin sobresaltos hasta que, ya en una vejez muy avanzada, le quiso la muerte sorprender de nuevo. No le preocupó gran cosa. Sabía que era más sencillo resucitar por segunda vez que haberlo hecho la primera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s