Retrato (5)

Le gustaba pasear por los polígonos industriales. Suspendía siempre los exámenes de conciencia. Le aterraba que le dieran la enhorabuena. Procuraba hacer solo las muecas necesarias al afeitarse. Tuvo suerte de que sus sueños no se hicieran realidad. Era un superviviente de sí mismo. Su vida cabía en un bostezo. Había partes de la obra que no entendía, y las otras, pensaba que sobraban. Vivía en ficciones sucesivas. Recordaba mejor los días de lluvia. Sentía ganas de dejarlo todo, pero no tenía nada que dejar. Se quedó definitivamente en el otro lado, en uno de sus márgenes. Pasó página y era la misma. Un buen día de finales de junio se sentó tranquilamente en el borde del trampolín.

Anuncios

4 comentarios sobre “Retrato (5)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s