Noche

Debo estar viajando
en una máquina del tiempo estropeada.
Ahora ya sé que el futuro es frío
y que tus manos escarbarán sobre la escarcha
en busca del resto de un recuerdo sin importancia.
Es demasiado tarde para irse a dormir.
Afuera las farolas permanecen tranquilas.
Su luz es casi táctil. De repente
miras hacia atrás y no ves nada.
Deberás soportar el silencio de la noche
y examinar minuciosamente los ruidos que imaginas.
El alma sin remedio y el cuerpo sin sentido
han acabado por ser testigos involuntarios
de tu propia decadencia. Un gato pasa.
Todo ha de tener la resistencia de un cartílago.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s