Metáfora del ángel

Un hueco en el cielo. El vuelo del ángel al estrellarse. Las alas desbaratadas. En caída libre y desordenada. Su estela temblorosa apenas perdura. El cielo otra vez está en calma. Su cadáver sobre el asfalto. ¿O aún respira? Es ya de noche. Las luces de los coches iluminan con sus ráfagas un bulto en la cuneta un instante. Un perro abandonado husmea y le olfatea. Intenta tirar de él. No puede moverle. No se mueve. Amorosamente le lame hasta que amanece. La luz de la mañana ahora es el ángel entero. De nuevo. El perro se aleja por los descampados esperando en cualquier momento el golpe certero de alguien. No sabe que el ángel le protege. Y huye.

Anuncios

Un comentario sobre “Metáfora del ángel

  1. Últimamente apenas leo, solo paso revista. Me apunto lo que quiero leer cuando acabe. Y la verdad es que te había puesto falta, estaba un poco extrañada… Me alegra tener también lecturas tuyas pendientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.