Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘poemasomenos’ Category

En las afueras

Llevo las botas manchadas de barro
y el humo de las fábricas en los ojos.
Camino por las cunetas pisando una hierba
exhausta entre restos de plásticos
y pañuelos de papel usados. Desperdicios
de vidas asomadas a la ventanilla de un coche
viajando demasiado deprisa hacia la nada.
El apocalipsis no nos cogerá por sorpresa.
Lo hemos roto en pedazos antes siquiera
de saber para qué servía.
Un aura de tranquilidad envuelve
unas casitas bajas en las afueras.
Pero es una falsa impresión. No hay salida
ni paz en los desvíos. La sombra de un árbol seco
es muy escasa. Muy parecida a la nuestra.
Alguien camina con una bolsa de plástico
llena de latas de comida. Un tren de mercancías
pasa despacio como si no acabara nunca de pasar.
Dios sabe que he dado muchas vueltas
para no llegar a ningún sitio. ¿Cuándo
empezó la función? ¿Ha terminado ya?
De los viejos cuarteles abandonados
quedan los puestos de vigilancia vacíos.
Todo está lleno de escombros y amapolas.
Los cuatro jinetes pasaron de largo por aquí.
No había nada que hacer y lo dejaron todo
tal y como estaba. Conviene llevar siempre
una navaja en el bolsillo. Por la noche
encenderemos un fuego con palés
y un poco de gasolina. Miraremos
las pavesas ascender en lo oscuro
hasta desaparecer. Aquellos hombres
han olvidado lo que decía el sermón de la montaña.

Read Full Post »

Agárrame fuerte

Agárrame fuerte. Iremos de la mano hacia el desastre.
Tomar una decisión difícil es una de las cosas más sencillas del mundo,
así que no tienes por qué preocuparte. Equivocarse
forma parte del juego. Ni siquiera, al final, la banca gana.
Todos perdemos siempre.
Solo debes fijarte en cómo se alargan los días
y en cómo la luz se estira a última hora de la tarde.
Aunque ya sabes que no hay nada gratis.
Quiero que sepas que no fue fácil hacerlo tan mal.
Ojalá llueva toda la noche y oigamos caer el agua
por el tubo metálico de los canalones.
Será nuestra música perfecta y acuática
hasta que la luz del amanecer lo diluya todo.
Los pájaros empezarán a cantar
y el desastre estará cada vez más cerca.
No, no es necesario que te quites la venda de los ojos.

Read Full Post »

Tenemos que hablar

“Tenemos que hablar, aunque no sirva de nada”,
dijo mirándome a los ojos mientras el gato
se escapaba al patio de atrás a jugar con la basura.
Me acordé entonces de aquel tiempo
en el que no teníamos que hablar
y acabábamos de pintar nuestra casa.
Job no se atrevió nunca a traspasar
los límites de su paciencia pero yo sí.
Ahora cuando me miro al espejo veo
una vieja fotografía y al fondo
una oscura figura de tahúr me enseña
sobre su mano un corazón que aún palpita.
Lo debe de haber robado porque sonríe.
El diablo sabe a la perfección hacer la señal
de la cruz. Es él quien mejor se santigua.
Tiene una práctica de siglos
y conocimiento de causa.
Ella no sabe que la ley del mínimo esfuerzo
requiere también grandes sacrificios.
No sé por qué hemos dejado de entendernos.
Ahora que lo pienso, una mariposa
debe mirar con horror a un pájaro.

 

Read Full Post »

Road movie

Haré un poema con tus huesos.
Será música y será de arena.
Cuando haya acabado todo
empezaremos de nuevo en otra parte.
El viaje será largo y no llegaremos jamás
a ningún sitio. Pero eso no será ahora.
A ese pájaro que vuela contra el viento,
buscando una corriente favorable,
no le importamos nada. Vuela.
El sol brilla sin fuerza en el retrovisor
mientras la tarde rueda detrás de las montañas.
No hay nada que decir. El silencio
nos acompaña en el asiento de atrás.
Pronto será de noche.
La luna tendrá el color de tus huesos.

Read Full Post »

Alguna hormiga

Pienso en la fugacidad
de la vida mientras paseo
y, sin darme cuenta, piso
el frágil cuerpo de una hormiga.
Cuando regreso evito
pisar su minúsculo cadáver
y pienso en la absurda
e innecesaria manera de morir
que tienen las hormigas
cuando un hombre anda cerca,
especialmente cuando ese hombre
piensa en la fugacidad
de toda existencia
y en cómo se le pasa la vida
mientras camina pisando
alguna hormiga.

Read Full Post »

Comparativa (28)

como un cocodrilo llorando de verdad
como un reloj delante de un espejo girando al revés
como un pobre pidiendo a la puerta de una catedral
como un traje a medida mal medido
como una paja perdida en un pajar lleno de agujas
como el tiempo detenido en una comisaría
como una gabardina pasada de moda
como la vida en las afueras
como la agilidad congelada de un portero ante el penalti
como un diablo pobre
como todo lo que hay antes de la extenuación
como guarecerse bajo un cobertizo que deja pasar la lluvia
como todo lo que hay después de la extenuación

Read Full Post »

Sombra

Nuestra sombra se conforma con lo que hacemos
y nos sigue con una fidelidad solo rota
por la falta de luz en la que a veces nos refugiamos.
Pero nuestra sombra siempre vuelve a acompañar
sin reproches ni exigencias todos y cada uno
de nuestros movimientos con una precisión absoluta.

Aunque a veces pienso que somos nosotros quienes
nos conformamos con lo que hace nuestra sombra
y que la seguimos con una fidelidad que solo abandonamos
al perdernos en la oscuridad en la que a veces nos refugiamos.
Pero siempre volvemos a acompañar sin mayores reproches
a nuestra sombra ya en la luz con una precisión absoluta
en todos y cada uno de sus movimientos.

Porque es ella quien dirige nuestros pasos.
Es ella quien en realidad tiene una sombra que somos nosotros.
Tal vez por eso nos gusta perdernos en la noche
entre las sombras por fin en compañía.

Read Full Post »

Older Posts »